Objetos que no debes incluir en tu mudanza

Clasificar lo que debe y no debe ir a su nuevo hogar puede ser una tarea abrumadora, pero es una estrategia de planificación de mudanza necesaria.
En este post os queremos contar los objetos que no debes incluir en tu mudanza.

Ya sea por nostalgia, por prevención o por costumbre, terminamos acumulando muchos elementos en casa, como ropa, dispositivos electrónicos y documentos. Examinar qué es realmente útil y por tanto debe llevarse a un nuevo hogar es una tarea que debemos realizar porque nos puede ayudar a minimizar el presupuesto de mudanza.

La regla general es simple: lo que ocupa espacio en un cajón o armario ocupará espacio en un camión en movimiento. De esta forma, no vale la pena empacar y ocupar espacio moviendo objetos que no usamos y que quizás nunca usemos.

Pero, ¿cómo decides qué sí y qué no llevarte? ¿Cuál es el destino que se le da a estos artículos para ser descartados? Le proporcionaremos algunos consejos para ayudarlo a completar esta tarea.

Ropa, calzado y complementos

Lo fundamental es preguntarse: ¿Cuándo fue la última vez que usé esto? Si la respuesta es “hace más de un año”, es posible que no lo use en los próximos años. Dependiendo de la prenda, puedes venderla online o donarla a personas que la necesiten.

Dispositivos electrónicos

Es importante comprobar si son eficaces y considerar cuándo se utilizaron por última vez. Para teléfonos viejos, cintas de video u otros artículos con tecnología obsoleta, puede intentar venderlos en tiendas especializadas, así como cables y componentes de computadora.

Documentación, recibos y comprobantes de pago

La documentación que siempre se debe conservar son el certificado de nacimiento o matrimonio y así como los diversos diplomas que tengamos. Los recibos de pago de servicios como electricidad, agua o teléfono deben conservarse durante cinco años y los recibos de alquiler deben conservarse durante tres años.

Decoraciones y complementos

Aquí nos hacemos una pregunta decisiva: ¿este objeto tiene valor monetario o emocional? Si la respuesta es afirmativa, debemos llevarlo a la nueva vivienda. De lo contrario, no lo piense mucho. Muchas decoraciones terminarán en el estante y sólo acumularán polvo.

Utensilios de cocina

Es un buen momento también para revisar tu cocina y retirar los cubiertos que se encuentren en mal estado o que hayas usado durante muchos años, como loncheras de plástico manchadas, ollas sin asas o platos rotos. Si no los ha usado durante más de un año, es porque no los necesita y es posible que no sean necesarios en la nueva dirección.

Por otro lado, existen una serie de elementos, que por sus características es mejor no llevarlos en la mudanza. Nos referimos a artículos que provocan molestias o desperdicio en el resto del mobiliario o equipaje. Es de la misma forma que implica que es demasiado pesado o puede representar una amenaza.

  • Aerosoles, pinturas y barnices: Son productos altamente inflamables, por lo que se recomienda desecharlos para evitar riesgos innecesarios. Además, si se han usado pinturas y barnices con anterioridad, pueden volcar fácilmente y manchar camiones en movimiento y otros objetos transferidos.
  • Cilindros de butano: Los cilindros no son un buen compañero de viaje debido a su inestabilidad (incluso si se golpean con fuerza mientras están en movimiento podrían explotar), a su vez, debido a su peso su transporte es más complejo.
  • Alimentos perecederos: idealmente, planifique con anticipación y comerlos antes de mudarse. Especialmente durante los viajes de larga distancia, los productos almacenados en el frigorífico se deterioran e incluso producirán olores desagradables en tan solo unas horas.
  • Productos de limpieza: al igual que la pintura, los productos de limpieza usados ​​a menudo se desbordan durante el transporte, con el riesgo de dañar otros objetos. En este sentido, el bajo costo de estos productos hace que sea más prudente comprarlos a la hora de instalarlos en tu nuevo hogar.
  • Ropa sucia: Se recomienda lavar toda la ropa antes de iniciar la transferencia. Si la ropa sucia se almacena en una caja en movimiento durante mucho tiempo, el olor es difícil de eliminar. Además, si la ropa se ha manchado recientemente y no la lavas de inmediato, será difícil quitarla después (especialmente la ropa blanca).
  • Armas: Para evitar accidentes, las armas deben estar correctamente identificadas durante el proceso de transferencia, por supuesto no las cargue ni las guarde en una caja junto con las demás pertenencias.

Una vez que todo está claro, se deben aplicar las reglas de las 3R: reducir, reutilizar y reciclar.

Este concepto tiene como objetivo cambiar nuestros hábitos de consumo y hacerlos responsables a la vez que sostenibles. Si se muda a otra casa, considere todos los artículos, electrodomésticos y muebles que posee. ¡Dales una segunda oportunidad!

  • ¿Está tu ropa en las condiciones correctas? Pregunte a amigos, ONG o investigue sobre proyectos sociales. El reciclaje de ropa es necesario para combatir el calentamiento global. Al dar a la ropa una segunda vida, el impacto de los textiles en el medio ambiente se reduce en gran medida.
  • ¿Qué no vas a usar? Visite el mercado comercial de su ciudad o utilice la red de reciclaje.
  • ¿Están los muebles o electrodomésticos en buen estado? Utilice redes de reciclaje o dónelas a empresas que realicen subastas para recaudar fondos para ONG.

¿Por qué nos olvidamos de reciclar o reutilizar cuando nos mudamos?

Es lógico al ser una situación que en muchos casos la mudanza se debe resolver rápidamente. 

En Ingenia Mudanzas Madrid Europa disponemos de cajas de mudanza 100% reciclables respetando el medio ambiente en su fabricación y también utilizamos mantas de embalaje que son de material biodegradable.

Por supuesto, también cuando entregamos los enseres en su destino y hay que retirar el embalaje de protección, nos encargamos de llevarlo a un punto limpio.